Qué puede enseñarte el spinning sobre redes sociales internas

Compártelo en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

ciclista y bicicleta

Lecciones aprendidas sobre redes sociales internas mientras me dedicaba a dar clases de spinning subida a una bicicleta

Las redes sociales internas son algo relativamente reciente, por lo que no estás solo: Yo tampoco me he dedicado siempre a ellas. Ni siquiera a la comunicación, un campo en el que hay mucha competencia y abrirse camino no es siempre sencillo. Así que a lo largo de mi vida profesional he tenido que desempeñar trabajos muy distintos unos de otros: repartidora de propaganda, profesora de inglés, traductora, operadora en un centro de impresión y copias…

De todos estos oficios, incluso de aquellos a los que solo me he dedicado unos pocos días, he aprendido algo que me es útil a día de hoy. Al fin y al cabo, la cualidad más importante que tiene que tener un profesional del mundo digital es capacidad de adaptación a un entorno en constante cambio. Saltar de profesión te da la flexibilidad necesaria para asumir retos y afrontar un día a día que no tiene ni demasiados referentes ni recetas de éxito establecidas.

Pero de todas las experiencias que no tienen que ver con el periodismo, la comunicación o las redes sociales internas, la que me ha resulta más útil para lo que hago a día de hoy ha sido la del período en que complementé mi actividad profesional con un empleo como profesora de spinning. En este artículo te quiero contar todo lo que el spinning y la bicicleta me ha enseñado sobre gestionar, administrar y establecer la estrategia de las redes sociales empresariales que administro a día de hoy.

Redes sociales internas: La gente hace lo que ve

Llevo gafas y a veces se me caen hacia delante. Una de las experiencias más impresionantes que he vivido cuando estaba subida a una tarima dando instrucciones a 50 personas fue que cuando levantaba la mano para colocarme las gafas varios miembros dentro del grupo imitaban mi gesto, antes de darse cuenta de que aquello no formaba parte de la clase. Y me sucedió no una, sino muchas veces.

hacerloqueseve

He reflexionado mucho sobre ello. Tú eres el maestro, el que sabe. Y la gente quiere seguirte y aprender de ti. En las comunidades, pasa lo mismo. Cuando uno da sus primeros pasos, no se lanza a hacer piruetas sin tener ni idea. Observa cómo actúan otros, sobre todo a los líderes y community managers, e imita su comportamiento.

Si no puedes convencer con razones, haz que la gente sienta

¿Cuántos motivos y argumentos puedes darle a una persona para que haga ejercicio? Decenas de ellos. Y, sin embargo, un porcentaje elevadísimo de aquellos que se apuntan a un gimnasio abandonan, aunque ello atente a toda lógica.

emocion

Yo lo tengo claro. Los que persistían en las clases no eran los que estaban convencidos de lo saludables que eran para ellos, sino los que se divertían y se lo pasaban bien en ellas. Las personas que me formaron como instructora insistían, por ejemplo, mucho en que invirtiéramos tanto tiempo seleccionando música que les gustara e hiciera sentir como en pulir la parte técnica.

Cuando creo comunidades trabajo usando el mismo principio. Dedico mucho tiempo a ser cercana y a crear emociones positivas entre los miembros, incluso antes de que empiecen dar beneficios objetivos.

Establece vínculos en las redes sociales internas

Me sorprendió mucho también que la persona con la que obtuve mi título como profesora de spinning, Kim Forteza, insistiera tanto en la importancia de hacer grupo más allá de lo que implica dar la clase. Saluda a la gente. Quédate con ella a tomar un café. Establece vínculos con ella y entre ellos.

vínculos

Y lo he usado mucho para redes sociales corporativas. No siempre puedo ayudar a un usuario ni ponerle en contacto con la persona que necesita. Pero invierto tiempo en mi relación con él y le hago ver que su preocupación me importa aunque no pueda resolverla, de la misma manera en que seguían viniendo a mis clases aunque no fuera la mejor profesora de spinning del mundo.

Crea hábitos

La gente que hace ejercicio de forma continuada suele incorporar el entrenamiento a su rutina. No lo deja para cuando tenga un hueco o le apetezca, sino que va antes de ir al trabajo, en la pausa para comer o los miércoles y viernes por la tarde a la misma hora.

entrenar es un hábito

En tus redes sociales internas, tu mayor éxito es logar exactamente lo mismo. Que los empleados entren una vez al día o tres veces a la semana y que lo tengan tan automatizado como abrir el correo electrónico a lo largo de su jornada de trabajo.

Experimenta y aprende de tus errores

Todavía recuerdo la primera clase que di en solitario. ¡Me temblaban las manos hasta cuando estaba pasando lista! Imagino que no fue especialmente brillante, pero la segunda salió mucho mejor, aunque no tan bien como la décima.

experimentar
Yo aprendí de y con mis alumnos.
Y, en las redes sociales internas, busqué exactamente lo mismo. Lo que no controlas da miedo y respeto. Como profesional de la comunicación interna, el primer día que me pusieron al frente de una red (¡nada menos que la de directivos!), no había utilizado una jamás, pero fui mejorando y perfeccionando mi función con el tiempo. ¡Lánzate! Empieza a pedalear ya si quieres llegar a alguna parte algún día.

Recíclate y evoluciona

Puede que te parezca que el spinning no es un área de conocimiento que evolucione demasiado, pero te puedo asegurar que desde que yo obtuve mi título hace doce años se ha transformado muchísimo. Yo no podría dar una clase hoy como la planteaba entonces.

reciclar

En algo tan cambiante como las redes sociales corporativas, tienes que estar continuamente progresando, aprendiendo y evolucionando. Si acaso incluso más que si te dedicaras al spinning. Lo que valía hace diez años ya no sirve hoy.

 

Infografía: Qué puede enseñarte el spinning sobre redes sociales internas

Compártelo en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR