Claves para comunicar para transformar

Compártelo en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

comunicar para transformar

Encarnar los comportamientos que queremos ver en la organización es la mejor manera de informar sobre un proceso de transformación. Algunas reflexiones sobre comunicar para transformar.

¿Estás en un departamento de Comunicación Interna y provienes del ámbito del periodismo o relacionado? En ese caso, es muy posible que recuerdes, como yo, algunas de las lecciones de Redacción Periodística. Una de las cosas que aprendí de mi profesor Luis Núñez Ladéveze (y que todavía no he olvidado) es que la mayoría del contenido informativo que se genera es sobre actos de habla, no sobre acciones: declaraciones, contradeclaraciones, reacciones, desmentidos…

Esto hace que la mayoría de los que nos dedicamos profesionalmente a informar tengamos una especie de fijación con el discurso y busquemos entrevistas, esperemos a la convocatoria de las ruedas de prensa o demandemos citas textuales para las notas de prensa que va a difundir nuestra organización (y que sabemos que otros compañeros de profesión agradecerán para sus textos).

Pero, como seguramente ya habrás notado, cuando lo que pretendes es impulsar un cambio dentro de una organización, afirmar y contar no es suficiente. ¿Por qué?

Cuando lo que pretendes es impulsar un cambio dentro de una organización, afirmar y contar no es suficiente

Qué tiene que ver el amor con comunicar para transformar

¿Has tenido alguna vez un novio o una novia (o incluso las dos cosas)? Aunque no lo parezca, la comunicación tiene mucho que ver con el amor y las relaciones de pareja. A veces, estás con alguien que te dice: Eres lo que más quiero en el mundo. Y, al rato, ves a esta misma persona que se pone a tontear con un amigo, una amiga o la primera persona que pasa por la calle.

Entonces, ¿qué es lo que de verdad importa? ¿Lo que alguien dice? ¿Lo que hace? ¿Qué tiene más valor para ti?

Yo soy de comunicación de toda la vida y quizá lo que voy a contarte te parezca que es tirar piedras contra mi propio tejado. Pero de verdad creo que las palabras son gratis y se las lleva el viento. La acción, la forma que tienes de comportarte, requiere un verdadero compromiso y hechos tangibles para que se vea claramente la coherencia entre lo que se dice que hay que hacer y lo que realmente se hace. El mensaje más potente es predicar con el ejemplo.

El mensaje más potente es predicar con el ejemplo

Comunicar para transformar: el ejemplo de Telefónica

Hace unos meses participé en ‘Business in Change’ para contar un caso que ya hemos presentado en este blog: Cómo se organizó la Cumbre de Directivos 2013 en una red social interna. Es la primera vez que la estrategia global de una compañía se sometió a una dinámica de crowdsourcing o participación colectiva de estas dimensiones, puesto que fueron invitados a ella 1.300 ejecutivos.

Nuestro disparador fue muy potente: Teníamos que acelerar el proceso de transformación digital de la empresa. En ese contexto, ¿qué se supone que debíamos hacer como equipo de Comunicación Interna? ¿Informar a la gente por un medio tradicional, como el correo electrónico, de que tenían que innovar y ser disruptivos? ¿Pedirles que se relacionaran con sus clientes a través de las redes sociales con una noticia en una intranet estática, en la que ellos no pueden hacer comentarios? ¿Decirles que asuman riesgos, cuando nuestra comunicación es totalmente conservadora?
Evidentemente ese no era el camino. Encontramos otro, que puedes ver en este vídeo que recoge el contenido de la charla.

Como explico al final de mi intervención, lo que entonces no podíamos imaginar es el efecto multiplicador potentísimo que tiene la acción. Y cómo lo que pusimos en marcha entonces empapó y transformó a toda la organización de una manera irreversible.

¿Conclusión? Muchas organizaciones ya se han dado cuenta de ello. Esther Moya, de Repsol, lo resume perfectamente en este post de la consultora Alcor: “Menos conversación y más acción”.

Y, como yo quiero predicar con el ejemplo, estaré encantada de conocer tu punto de vista tanto en los comentarios de este blog como en redes sociales. ¡Nos vemos!

Compártelo en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR