Yammer en Corona: Cómo puede ayudar una red social corporativa a una multinacional de la construcción

Compártelo en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Recreación de casas construidas por Corona

Te contamos en este post cómo se utiliza la red social corporativa Yammer en Corona, la multinacional de la construcción, para mejorar los procesos y hacer posible la colaboración entre áreas y países.

No sé si habéis visto últimamente muchos anuncios para medicamentos contra el resfriado. Siempre hay alguien en una oficina, que se encuentra mal y necesita seguir trabajando. El formato se repite continuamente, porque es una idea preconcebida que tenemos en la cabeza. Y algo muy similar nos sucede con las redes sociales corporativas o las plataformas de colaboración. Nos las imaginamos en empresas del sector servicios, sobre todo vinculadas a la tecnología, a la innovación o al desarrollo de software. Pero nunca en una organización industrial, por ejemplo, o en una compañía dedicada a la construcción. Tenemos sesgos e imágenes mentales con los que asociamos según qué actividades o cosas.

Pero imagínate a un grupo de personas de una compañía del sector de la industria y las manufacturas. El profesional A se dedica a hacer sanitarios, comparte su proceso en una red social corporativa y la persona que se ocupa de hacer los suelos o las vajillas se da cuenta, desde la otra punta del Globo, de que él también puede aplicar esa mejora a lo que hace. Y que comunidades para compartir buenas prácticas que empiezan como un mero “a ver qué pasa” terminan creciendo de forma constante porque mejoran los procedimientos y la productividad…

Como ya sospecharás a estas alturas, el ejemplo anterior es real. Su protagonista es la compañía Corona, una multinacional de la construcción con base en Colombia y que lleva más de 135 años en países como Estados Unidos, México, Brasil, China o España. La empresa, que cuenta con más de 10.000 empleados en todo el mundo, se ocupa de todos los aspectos de la cadena de abastecimiento: desde la obtención de materias primas al acabado final de los edificios. En un momento dado, el área de gestión de conocimiento se puso a buscar una herramienta para generar comunidades de práctica como la que os he citado, pero los primeros intentos, basados en SharePoint y en el control de los comentarios, no prosperaron. Una situación que cambió drásticamente cuando empezaron a utilizar Office 365 en su conjunto y Yammer a partir de 2016. 

Logo Corona

Así programó Corona un lanzamiento exitoso

Corona no ha utilizado alguna de las fórmulas clásicas para implantar este tipo de comunidades, como puede ser la formación de embajadores o campeones digitales que instruyan y apoyen al resto, pero ha usado algunas recetas específicas que han tenido mucho éxito. “Cada uno de los miembros del equipo de comunicaciones (siete en total+ el director y el responsable de contenidos), asumió el rol de coordinador de comunicación para una serie de áreas específicas. Se ocupaban de gestionar los grupos de su ámbito, de coordinar las comunicaciones y de ayudar a las personas de sus áreas que querían comentar, compartir o pedir feedback”, nos explica Andrés Hernández Escobar, jefe de Contenidos Digitales en Corona. “Estos líderes, además de ejercer esta función de coordinador, estaban al habla con el ‘community manager’ de toda la red”, explica. De este modo, los usuarios estaban atendidos, pero la labor de community management en una red social interna con miles de personas estaba distribuida entre varios profesionales, por lo que lograron apoyar y gestionar una comunidad que de otro modo se les hubiera ido de las manos.

Otras fórmulas que han funcionado muy bien en Corona para lanzar la red social interna con éxito han sido:

  • Tutelar a los usuarios y apostar por la formación, sobre todo de las personas de más edad y de un grupo de sponsors ejecutivos, tanto de forma tradicional como con la publicación de consejos de uso y buenas prácticas en otros canales.
  • Creación de grupos pensando en los usuarios, no en los departamentos, con temáticas que realmente interesan a la audiencia
  • También han potenciado los concursos que exigen a los empleados utilizar las herramientas sociales que ofrece Yammer e incluso creando contenido propio para la plataforma
  • Han dado prioridad a aquellos contenidos que generan conversación e interacción entre la audiencia y no se han limitado a repostear lo que habían generado para otros canales
  • Por último, han buscado influenciadores entre los cargos directivos para que ejercieran como sponsors ejecutivos y animasen a los equipos a unirse a la conversación.
Andrés Hernández Escobar, jefe de Contenidos Digitales en Corona

Andrés Hernández Escobar, jefe de Contenidos Digitales en Corona

La utilidad, el secreto del éxito de Yammer en Corona

“Al principio, los colaboradores no se manejaban muy bien y recurrían al departamento de Comunicaciones para preguntar cómo funcionaba Yammer”, nos explica. Aunque el impulso inicial lo dio el área, “ahora son las mismas personas las que alimentan la red y ya no nos piden ayuda”, apostilla. E incluso los propios líderes les piden ya campañas exclusivas concebidas por y para la red social interna.

“Si vamos a lanzar una nueva grifería en todo el mundo, gracias a Yammer el que está en China se puede comunicar con alguien de Centroamérica o Colombia”, detalla.

Otro ejemplo muy ilustrativo es que muchos miembros de la red han promovido grupos que ayudan a los mandos de la compañía a aprender un segundo idioma, como es el caso del English Club, que partió de una única persona y se ha ido extendiendo por varios países.

Más engagement y mayor participación, principales beneficios para Corona

“Con Yammer podemos crear conocimientos nuevos en un entorno disperso geográficamente”, asegura. Pero enumera muchas otras cuestiones que han hecho de esta red social empresarial una herramienta imprescindible en su día a día:

  • Inmediatez: Los empleados pueden acceder a la información de forma más fácil y rápida o crear y compartir contenidos para sus compañeros. Algo muy valorado: las notificaciones activas. El conocimiento puede fluir de un continente a otro en cuestión de segundos.
  • Permite alinear a todas las personas sin tener que viajar, ya que cuentan con materiales y repositorios esenciales para su trabajo. Por ejemplo, una de las grandes apuestas de la compañía, como es el programa de capacitación y que es “casi una Universidad”, no contaba con presupuesto para invitar a su lanzamiento a los 500 beneficiarios. ¿La alternativa? “Pudimos invitar a todos a una presentación en vídeo de una hora y pudieron participar y hacer preguntas en tiempo real. Los participantes quedaron muy contentos y todas sus interacciones han quedado registradas para la memoria”, explica. Este tipo de dinámicas se han extendido a toda clase de áreas.
  • Consigue bajar las barreras a la participación, “ya que personas que nunca hacían preguntas, que no se sentían escuchadas, participan y ahora están al mismo nivel que cualquier otra persona de la organización, sin importar el cargo”.
  • Grupos como el de convocatorias internas mejora el conocimiento de muchas oportunidades laborales de las que los colaboradores antes no se enteraban por su dispersión geográfica.
  • Les ha permitido decir adiós a los molestos e intrusivos envíos masivos. “Yammer es como es el medio que nos ha hecho eliminar los correos masivos y que nos ha permitido segmentar las comunicaciones a grupos específicos”. Y añade: “Las newsletters han quedado reservadas para casos de emergencia” ya que “tenemos una política de no correos masivos y todos los lunes lanzamos una única newsletter que agrupa todas las comunicaciones importantes. El resto de cuestiones, en lo posible, deben difundirse por Yammer”.
  • Por lo que se refiere al área de comunicación per se, se ha convertido en un importante refuerzo de otros canales. “Es un medio de consulta diaria, mientras que otros medios tienen periodicidad mensual”, añade. “Es un medio muy potente para reforzar la información que, cuando llega por otros canales, los usuarios no recuerdan. Nos genera mucho tráfico a otros canales del sistema de medios”, concluye.

Yammer en Corona: del éxito a los retos

En total, la red de Corona cuenta ahora mismo con 190 grupos, de los cuales más de 50 están activos todos los meses. Según los datos más recientes, 2.100 personas estuvieron activas en la plataforma de un universo total de 3.600 posibles, que es el personal que cuenta con equipo informático y licencia de Office 365.

Pero Corona no se conforma con sus buenas cifras y mira ya a los retos del futuro. “Me gustaría que las conversaciones se produjeran en tiempo real, que aquellas que logran una respuesta en unas tres o cuatro horas la pudieran obtener de forma más dinámica”, afirma. Y un último deseo: aunque han sido muchos los directivos que han participado y utilizado la herramienta, todavía necesitan que la presidencia entre a la plataforma. ¡Seguro que lo lograrán!

Para terminar, me gustaría agradecerle a Andrés Hernández Escobar y a todo el equipo de Comunicaciones de Corona el tiempo que ha dedicado a charlar conmigo, identificar todas estas buenas prácticas y redactar este caso. El conocimiento que no se comparte no existe. Y lo suyo ha sido un verdadero acto de generosidad.

¿Qué te ha parecido la historia de Yammer en Corona? ¿Crees que en tu compañía podrían ponerse en práctica alguna de las comunidades que a ellos les han funcionado tan bien?

Compártelo en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someonePrint this page
Latest Comments
  1. Lucia
    • Luz Rodrigo Martorell

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR